El Pijama, Cosas de Caballeros – El Búho Nocturno
Trustpilot

El Pijama, Cosas de Caballeros

El estilo se revela en las cosas pequeñas, es así cómo el vestirse cuando no hay nadie que vea el atuendo se ha convertido en todo un arte. Es decir, para un hombre que pasa más tiempo que la mayoría en un estado de desnudez, estas palabras cargan un considerable sentimiento de culpa.

El atuendo de un caballero, para estar en casa, durante la mayor parte del día, consiste en un pijama holgado y una bata aún más holgada, una apariencia que, se cree, podría conocerse en algunos círculos sociales como una “exposición indecente".

Estándar Para el Homewear

Principalmente, lo que pasa con la ropa de estar en casa, es que lleva a un estándar de vestimenta presentable siempre que no haya nadie más, pero desafortunadamente el usuario está fatalmente tentado a aventurarse a salir y en las calles ya esa vestimenta es pública.

Debido a que la ropa de estar en casa parece una prenda normal desde la distancia y visto como una costumbre sin norma alguna, por lo general, no hay agujeros en los pantalones de los hombres, es por ello por lo que no hay peligro de faltar al estricto código de vestir de un verdadero caballero.

El hábito de la ropa de uso diario, en estos días se ha convertido en tendencia. De hecho, la ropa de estar en casa podría describirse como el atuendo por excelencia de estos tiempos de recesión. Está asociado con la tendencia social llamada "capullo", es decir, no salir de casa, y en caso de que ocurra algo malo, y sea estrictamente necesario salir, hay que estar presentable y adecuadamente vestido siempre.

Un buen conjunto de pijamas cumple esta función de manera perfecta, sin dejar de lado el tan importante código de vestimenta. Cuando se piensa bien con detenimiento, es muy complicado salir a la calle. Al menos, lo es si se hace de la manera tradicional, con los zapatos puestos, el pelo cepillado, etc.

En países, como Inglaterra, existe una tradición de hecho bastante honorable de llevar ropa adecuada solo para interiores, y las tiendas de la calle más elegante de Londres, como Jermyn Street, siempre tienen pijamas en las ventanas. En lo que respecta a un caballero, el propósito de los pijamas es usar colores que no se le permitiría usar en las calles. De ahí surgen los llamativos rosas y amarillos, los violentos choques y las rayas estroboscópicas que pueden conseguir muchos admiradores.

Trabajo Desde Casa

Y para aquellos que se burlan de los hombres que trabajan desde casa, es preciso que deban recordar que un personaje como Winston Churchill ganó la Segunda Guerra Mundial mientras "trabajaba desde casa", ya sea en la cama con un cigarro o en la cancha en el búnker número 10 vistiendo un traje de baño especial, y siempre usando sus variados conjuntos de pijamas.

El Pijama, Prenda Omnipresente

Con la llegada del frío viene el resurgimiento, en catálogos y grandes almacenes, de esa oferta más dudosa: el pijama de dos piezas.

Por supuesto, no todos los pijamas son tan divertidamente improbables como la camisa con cuello abotonado, lo que hace que la persona que lo usa parezca que planea asistir a una reunión de la junta de condominios, en el país de los sueños. Pero incluso los pijamas más informales, del tipo que se parece a algo que se usaría para ir a clases de yoga o de gimnasia de tercer grado, parecen ser demasiado calientes y apretados para dormir.

Se tiene la creencia de que los pijamas se inventaron para las escenas de los programas de televisión en los que las parejas están sentadas en la cama hablando, pero en realidad muy pocas personas reales las usan. ¿Para descansar y ver Netflix?  De seguro sí.

Los datos sobre cómo ponerse y quitarse el pijama son escasos. Lo que está disponible sugiere que la ropa de dormir es, de hecho, algo así como un saludo a la bandera: se usa para dar la apariencia de decoro antes de acostarse, luego se quita, tan pronto como la mayoría de sus usuarios golpean las sábanas.

En 2004, ABC News realizó una encuesta telefónica a 1,501 adultos estadounidenses y descubrió que, contrariamente a la teoría y la creencia popular, un camisón o un pijama eran la opción más común para dormir. Pero solo una pequeña mayoría de las mujeres eligió esta opción, y solo el 13 por ciento de los hombres lo hizo. La mayoría de los hombres dijeron que dormían desnudos o en ropa interior.

Esta encuesta fue hace 17 años, por lo que es posible que las actitudes hayan cambiado desde entonces, y de hecho han cambiado, pero mucho. Y fue parte de una autoproclamada "encuesta de sexo", por lo que de seguro, hubo muchos encuestados que realmente durmieron al natural, pero estaban demasiado avergonzados para admitirlo.

El Encanto de Usar Pijamas

Los pijamas son ropa de dormir común que usa la mayoría de los hombres antes de acostarse. Hay una gran variedad de tipos de pijamas, desde cómodos pijamas de algodón hasta pijamas de seda de alta gama, los amantes de los pijamas tienen muchas opciones. Además de mantener la temperatura reguladora, esta ropa de dormir holgada también viene con varias razones por las que la gente la ama tanto.

Más Cómodo Para Dormir

Probablemente la razón por la que la mayoría de los caballeros usa pijamas como su ropa de dormir preferida en comparación con el atuendo normal, es que están diseñados para ofrecer un mayor grado de comodidad, transpirabilidad y comodidad.

En primer lugar, un pijama normal se elabora en forma de camiseta y pantalón holgados, que es ideal para descansar y dormir; lo que se conoce como pijama clásico que nuca pasa de moda. Esto contrasta fuertemente con el atuendo normal que es en su mayoría ajustado, pegajoso y resistente con el objetivo de lucir bien.

La ropa demasiado ajustada y resistente puede restringir la circulación sanguínea, reducir la transpirabilidad, causar irritaciones en la piel e inhibir el sueño normal. Los pijamas también están hechos principalmente de telas de primera calidad como algodón, seda, franela y tela de bambú.

Cómodo y Fácil De Usar

Usar un pijama es probablemente la cosa más fácil que se emprenderá en la vida. Al ser holgado y sencillo, lo que hay que hacer literalmente es meterse en él durante el proceso de uso. Usar pijamas también es muy conveniente para cualquier caso de una emergencia durante la noche, como un incendio o un robo. Esta prenda ayuda acertadamente a proteger la dignidad e imagen durante momentos tan vulnerables y críticos.

Los pijamas también permiten levantarse de la cama rápidamente y reaccionar ante la emergencia sin tener que buscar ropa a palpas en la oscuridad.

De Moda y Seguro

El uso de pijamas ha evolucionado a lo largo de los años, desde ropa de dormir exclusiva hasta ropa de dormir mientras se relaja en casa durante el día. Ahora es normal encontrar personas en pijama en la casa mientras entretienen a los invitados, abren la puerta, miran la televisión, caminan por el jardín, se relajan en el balcón.

Esto es cortesía de la confianza y comodidad que ofrecen los pijamas, y también debido al hecho de que los pijamas se están volviendo cada vez más atractivos y de moda. Por otro lado, se trata de ropa de dormir, no para salir a comprar a la esquina y tampoco para desayunar en la calle.

Lo mejor de todo esto, es que hay una nueva y mejorada conciencia de las implicaciones e importancia de dormir en pijama como auténticos caballeros.

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.

Carrito de compras

Todo el stock disponible está en el carrito

Su carrito está vació.