El Pijama y La Salud Mental – El Búho Nocturno
Trustpilot

El Pijama y La Salud Mental

La salud mental es una parte importante del bienestar humano. Todos pueden cuidar su salud mental y fortalecer sus recursos. Ser capaz de identificar y expresar sus sentimientos, llevarse bien con los demás, lidiar con las decepciones y los pequeños contratiempos de la vida, así como nutrir sus relaciones, su bienestar y encontrar el equilibrio en la vida cotidiana son habilidades importantes que todos pueden aprender. Un elemento fundamental en el mantenimiento de la salud mental, es el sueño y la relajación; que se logran alcanzar y mantener, en gran medida, por el uso del pijama al momento de dormir o descansar. Visitando al www.elbuhonocturno.com, se está dando un paso adelante en pro de esa medida.

¿Qué es la Salud Mental?

La salud mental es un concepto que a veces puede resultar difícil de comprender. Sin embargo, la salud mental es un concepto tan simple como la salud. Todos tienen un cuerpo y una psique y cuidar de ambos es importante. De hecho, al mismo tiempo que se cuidan los cuerpos moviéndose, ejercitándose, durmiendo bien y comiendo bien, también hay que cuidar la psique. Si la noche de sueño es demasiado corta o si se olvida de comer durante el día, o no se le presta atención a una prenda tan primordial como el pijama ¿cómo es el sentimiento general? Se nota que se está molesto, cansado, enojado, triste y nada parece tener éxito. Entonces, cuando se ejercen los cuidados respectivos, también  se cuida la salud mental.

Ir a la escuela o al trabajo, tener ritmo y rutinas en el día a día es también cuidar la salud mental. Una parte importante de la salud mental es también poder identificar los propios sentimientos, encontrar palabras para ellos y expresarlos. Practicar las habilidades emocionales todos los días. Igualmente importante es nutrir las relaciones y pasar tiempo con los amigos, escucharlos y animarlos. Los padres, hermanos y otros parientes importantes o adultos cercanos, son personas seguras con las que se puede hablar tanto de cosas felices como de las preocupaciones.

La salud mental a menudo está vinculada a varios conceptos como la felicidad, el bienestar mental, una buena vida y una psique equilibrada. Sin embargo, la salud mental no significa que no se pueda tener ansiedad o sentirse inadecuado, estar deprimido o incluso sufrir un trastorno mental. Todo el mundo experimentará tanto éxitos como retrocesos en la vida y nadie se librará de los problemas de relación, las dificultades económicas, la presión en la escuela, el estrés en el trabajo, las pérdidas y la obligación de renunciar a algo. Tales situaciones afectan la salud mental pero no  las quitan. Lo mismo se aplica a la salud física: si  se tiene diabetes, no significa que se haya quitado la salud, sino solo que hay una razón extra para cuidarse aún mejor. En ese sentido, el sueño y el descanso forman parte primordial de ese bienestar físico- mental que se debe mantener. Sin dudas, el uso del pijama y de un ambiente adecuado para dormir es fundamental.

A veces es bueno detenerse y pensar más en lo que aumenta el bienestar en la vida y en lo que la agobia, lo que provoca ansiedad u otras emociones negativas. ¿Hay algo en la vida que se pueda incrementar o considerar más para sentirse mejor? Definitivamente si lo hay, es posible entre otras cosas, adquirir mejores conductas que sean beneficiosas de manera integral, y aunque sea difícil de entender por muchos, el uso del pijama es un factor clave en este proceso.

El bienestar a menudo aumenta con cosas tan simples que es difícil creer que tengan un impacto en cómo sentirse. Lo primero en lo que hay que pensar es en la regularidad de la vida. El ritmo diario creado por las comidas, el baño y el uso del pijama a la hora de acostarse, las rutinas de los deberes, las pequeñas conversaciones con familiares, una caminata u otro ejercicio por la noche y la relajación antes de acostarse son,  y por aburridos que parezcan, los factores que  crean seguridad y equilibrio en la vida cotidiana.

Cosas que Aumentan El Bienestar:

  • Nutrición y Comidas

Se dice que el bienestar comienza por dentro. Es bueno asegurarse de comer sano, es decir, consumir suficientes verduras, proteínas, fibra, vitaminas y calcio, así como comer con regularidad para no tener descansos demasiado largos entre comidas. Además, es importante asegurarse de comer en compañía de alguien con quien disfrutar en paz y tranquilidad y en un lugar agradable. Cocinar y comer son algunos de los placeres de la vida.

  • Movimiento

Toda la charla sobre la importancia del ejercicio para el bienestar no es en vano. El ejercicio aumenta los niveles de sustancias que estimulan el apetito en el cuerpo, lo cual se hace notar después del ejercicio cuando se siente cansancio pero también satisfacción. A veces, los días son tan ajetreados que resulta difícil empezar, incluso si el ejercicio en sí es significativo. Sin embargo, se puede hacer ejercicio de muchas formas diferentes y todos pueden encontrar una forma de ejercicio que se adapte a sus necesidades. Algunos tienen el ejercicio como pasatiempo, otros juegan al aire libre con los amigos por las tardes, algunos salen a pasear con el perro, mientras que otros salen a pasear con un amigo. El ejercicio diario es a menudo una forma flexible de contra-ionizar y, por ejemplo, elegir las escaleras antes del ascensor es una opción inteligente para la salud.

  • Dormir

El sueño adecuado también es una garantía importante para un buen día: si se duerme muy poco o mal, el día siguiente es peor que un día después de una buena noche de sueño. Es bueno prestar atención a cuánto se duerme y a la calidad del sueño. Un primer paso en el camino hacia una buena noche de sueño, es relajarse y calmarse regularmente antes de acostarse y ponerse el pijama adecuado para la ocasión. Esto suele preparar la mente y cuerpo a tiempo para conciliar el sueño y reducir la cantidad de estímulos externos. Es bueno evitar mirar televisión y sentarse frente a la computadora justo antes de irse a la cama.

Si hay algo en lo que se piensa de manera insistente, es bueno hablar de ello antes de irse a dormir. Si se tiene mucho que hacer al día siguiente, se puede anotar todo lo que se necesita hacer antes de irse a la cama. Las bebidas con cafeína pueden interferir con el sueño, así como irse a la cama con hambre o demasiado lleno. Los rituales nocturnos como cepillarse los dientes, ponerse el pijama y ventilar el dormitorio preparan el cuerpo para dormir. También  se pueden repasar los eventos del día antes de acostarse y tratar de calmar los pensamientos.

  • Uso del Tiempo y Relajación

La relajación es tan esencial como dormir. La importancia de relajarse se enfatiza aún más si se siente estrés. El trabajo escolar puede causar estrés y presión a muchos jóvenes, la cantidad de tareas puede parecer demasiado grande o los días escolares demasiado largos. A veces puede parecer que la mente está divagando y la cantidad de trabajo es tan grande, que no se sabe por dónde empezar.

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.

Carrito de compras

Todo el stock disponible está en el carrito

Su carrito está vació.