La Tela Ideal Para el Pijama – El Búho Nocturno
Trustpilot

La Tela Ideal Para el Pijama

El sector textil es uno de los más antiguos campos en los que el ser humano se ha especializado. La necesidad de elaborar telas para confeccionar diferentes ropas viene dado por la búsqueda de protección ante los distintos climas, temperaturas y ambientes en que el hombre ha evolucionado.

La evolución de las prendas llevó a desarrollar una combinación armoniosa de colores y diseños, manteniendo la función de cubrir lo necesario, pero llamando la atención como sinónimo de estatus, personalidad, originalidad y carácter en quien la usa. Entonces, el confeccionar prendas más allá de su función utilitaria, se convirtió en una actividad que busca expresar en silencio lo que quien la usa desea proyectar de sí.

Variedad de Telas

De ese modo, existen prendas para el día y para la noche, para el frío y para el calor, para tomar, un paseo, ir al trabajo, quedarse en casa y para dormir como con un buen pijama. Todas diseñadas con un fin específico y con detalles particulares que cumplen con la función con las que se le fue confeccionada, sin embargo, el diseño también incluye la tela adecuada para que la comodidad y su objetivo sea el esperado.

A día de hoy existen diversos tipos de fibras las cuales son recurrentemente usadas, pudiendo ser naturales, provenientes de la vegetación, como el algodón, el lino o el bambú; de origen animal o las proteínicas como la lana, angora o seda. También hay fibras artificiales logradas por el hombre o las semi-artificiales como aquellas que comparten un origen natural pero se consiguen gracias a un proceso químico.

Distinción de Tejidos

Son distintos tipos de tela los que existen para la elaboración de la ropa de todo uso, y gracias al desarrollo de la tecnología, se ha logrado crear gran variedad de tejidos utilizando en primer lugar la moda para dos metas; en un punto, perfeccionar la calidad y las características propias de las mismas prendas como la suavidad, el confort, la resistencia, la elasticidad, funcionalidad y demás elementos relevantes para su diseño; por otro lado, el deber social de salvaguardar el medio ambiente en el proceso de la confección.

Además de la calidad, la textura y cómo se desea que luzca estéticamente, para elegir el tipo de tela a utilizar, hay que tener en consideración factores como la época del año en el que se usará esa prenda. En verano, un tejido de lino podría ser idóneo por su frescura y el hecho de que permite a la piel respirar; al contrario de una época como el invierno, la lana se hace más ideal por su grosor, calidez y retención de calor.

Una de las telas más conocidas, comunes y preferidas para elaborar ropa es el algodón. Su versatilidad le permite ser utilizada para casi todo tipo prendas como: chaquetas, pantalones, camisas o franelas. Al combinarla con otros tipos de tejidos se puede lograr obtener telas complementarias como la gabardina el denim, el popelín o muchas otras, y gracias a su origen vegetal tiende a ser bastante económico, con fibras altamente suaves caracterizándola como una de las mejores opciones en tejido del mercado.

Hoy en día, diversas marcas han preferido usar el algodón orgánico, ya que al no estar expuesto a fertilizantes, elementos tóxicos y químicos que pongan en riesgo la piel se hace una gran opción para las pieles sensibles. Además, de esta misma manera se participa en no promover la utilización de materiales que se han visto comprometidos a procesos que, para llegar al mercado, perjudican el ambiente y por ende son nocivos para la salud no solo del consumidor, sino también, con los agricultores que cultivas y están a la orden del día con productos tóxicos.

Entre otros de los tejidos muy utilizados y recomendados se encuentra la seda. A pesar de su costo, ya que se obtiene de los gusanos de seda, sus atributos la  colocan como una buena opción para lucir desde una elegante camisa hasta un cómodo y refinado pijama de excelente calidad. Como ya se mencionó, es ideal para épocas cálidas por su ligero espesor dejando que la piel transpire con completa libertad.

Telas Amigables con el Ambiente

Teniendo en cuenta que la moda sostenible o ecológica se trata de la creación de ropa con telas y fibras amigables con el medio ambiente, si se sigue por la línea de la responsabilidad social para escogerla, se puede encontrar el Tencel Modal y el Tencel Lyocell. Es una fibra artificial desarrollada gracias a la pulpa celulosa fábrica a partir de la madera, pero la diferencia entre los dos grupos se haya en su producción, formato y ciertos factores intrínsecos.

Ambas son telas bastante delgadas, amigables al tacto, notable resistencia y recuperación elástica. En un mismo sentido, posee buena adaptabilidad y caída. Son suaves, frías y sedosas, con un alto porcentaje de absorción, retención de color y brillo.

La razón para tomar en cuenta una fibra ecológica está en que representa no solo una opción saludable, también, porque proporcionan una verdadera comodidad que permite transpirar o no retener humedad. Los cambios positivos también se pueden hacer desde la ropa y si su beneficio contribuye a más de un solo individuo y recibir los mismos beneficios ¿por qué no ser parte de esa contribución? además, el proceso de tinte también es ecológico.

Variedad de Telas y Fibras

Por el lado de las fibras flexibles está la poliamida, la cual es una tela sintética con gran resistencia al deterioro, lo que ofrece gran durabilidad con una recuperación elástica, eso quiere decir que  tiene buena capacidad para mantener su forma, proporcionando prendas que no cambian de forma con el tiempo aún con un ruso prolongado.

A diferencia de otras fibras, esta se seca a gran velocidad, pues no tiene una alta absorción. De ese modo, es una opción con alto nivel de resistencia a los microorganismos, de allí deriva que la microfibra de esta tela mejora considerablemente las características de tacto y permite con buena facilidad controlar la humedad y la temperatura.

Si se es más de telas tradicionales, el poliéster también es buena opción. Con un origen sintético y gran resistencia al deterioro por la fricción. Resulta una tela muy agradable de manipular y tratar después de su utilización. Aísla el calor y también posee excelente resistencia a los microorganismos.

Conocer la variedad de telas es importante a la hora de escoger la ropa que se usará hasta la para ir a dormir. Al tener claras las necesidades y comodidades que se buscan, este conocimiento es de gran utilidad para tener un día tan cómodo como sea posible.

No hay que subestimar el poder de una buena tela junto a una buena confección, detalles como el cuál fibra usar en un día soleado o lluvioso, frío o caluroso, podrían ahorrar una molestia, pues el vestir cualquier tipo de ropa debería siempre relacionarse con la comodidad, durabilidad y la higiene, todavía más en un buen pijama.

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.

Carrito de compras

Todo el stock disponible está en el carrito

Su carrito está vació.