Pijamas Que No Son Pijamas – El Búho Nocturno
Trustpilot

Pijamas Que No Son Pijamas

Elegir el pijama adecuado para dormir mejor por la noche a veces no es tan fácil. Dormir bien requiere algo más que programar una hora constante para acostarse. De hecho, crear el entorno adecuado para dormir, teniendo en cuenta la luz, la temperatura y más, puede marcar la diferencia entre un sueño irregular y una noche de sueño larga y completa.  

Sin dudas, el elemento importante es elegir el pijama adecuado para dormir será esencial desde escoger un pijama para ayudar a mantener un buen sueño es sorprendentemente simple.

Centrarse En La Tela

En primer lugar, hay que elegir ropa de dormir que se sienta bien cuando se use. Si no es agradable la sensación resbaladiza de la seda, por ejemplo, no se podrá dormir bien con un pijama sedoso. Ser estratégico sobre de qué está hecha la ropa para dormir también puede ayudar a regular la temperatura corporal durante la noche de forma correcta, lo que, a su vez, puede promover un mejor sueño. Así que se recomienda considerar las siguientes telas:

Como siempre de Algodón

Este tejido totalmente natural es ligero y suave al tacto; también es transpirable, lo que permite la circulación del aire y no tiende a irritar la piel. Sin embargo, el algodón no hace un buen trabajo de aislamiento y puede causar  frío si se usa en un clima más fresco sin las mantas adecuadas. También es ineficiente para eliminar la humedad, por lo que si se experimentan sudores nocturnos, es posible que no sea la mejor opción.

Buenas de Seda

Esta tela es un termorregulador mágico: puede mantener el cuerpo caliente cuando se tiene frío y fresco cuando se tiene calor. Dicho esto, la seda real es costosa y requiere limpieza en seco. También es resbaladizo y puede moverse mientras duerme.

Sencilla la Franela

Para los meses más fríos, un pijama hecho con esta tela suave puede ser justo lo que necesita. El material es cómodo y proporciona calidez y transpirabilidad, por lo que puede ser de mucha ayuda para mantenerse caliente sin sobrecalentarse.

Absorbe la humedad: si cuando se está durmiendo se presenta como cotidiano la situación de acalorarse, o si se suele experimentar sudores nocturnos, la ropa de dormir que absorbe la humedad puede ser la mejor opción. Estos materiales están diseñados para sacar el agua de la piel, ayudando al cuerpo a auto regular  la temperatura.

El Bambú

Esta tela, hecha de fibras de la abundante planta, se siente suave y sedosa en la piel. Es un mimbre de humedad natural, por lo que se mantiene a una temperatura agradable. Además, es hipo alergénico y puede tener propiedades antibacterianas que son beneficiosas para las personas alérgicas. Por último, pero no menos importante, es 100% biodegradable, una gran ventaja si se es de tendencias ecológicas.

Lana y Vellón para el Abrigo

Si bien estos tejidos proporcionan abundante abrigo, en realidad pueden promover el sobrecalentamiento. Además, la lana puede irritar la piel y provocar un picor que hace despertar durante la noche. Y el vellón no permite que circule el aire, por lo que es posible que incentive la sudoración.

Consideración de Detalles

Cuando se compre ropa de dormir, hay que pensar en algo más que en la tela. El ajuste es importante, ya que los pijamas más holgados se mueven más fácilmente sobre el cuerpo cuando duerme, en lugar de apretar o atar. Elementos como botones, broches y etiquetas pueden volverse problemáticos porque pican o irritan durante la noche. Además, hay que asegurarse de que ningún elástico no esté demasiado apretado para cortar la circulación o demasiado suelto para deslizarse mientras duerme.

No olvidar los Pies

Un componente que a menudo se olvida al elegir qué ponerse para dormir es qué hacer con las extremidades inferiores. Los pies fríos en realidad están asociados con el insomnio. Pero calentar demasiado los pies puede hacer que todo el cuerpo se caliente demasiado. Si  se es de tendencia  a tener frío mientras se duerme,  lo recomendable es ponerse un par de calcetines ligeros a la hora de acostarse.

En última instancia, la comodidad personal es suprema al elegir la ropa de dormir adecuada, ya sea una camisa de seda, un pijama de algodón clásico, una camisa de dormir de jersey elástico o nada en absoluto.

 El Pijama y la Mente

¿Llevar pijamas todo el día podría afectar psicológicamente? Ya sea que sea una elección consciente porque es más cómoda, o se parpadea y de repente ya es mediodía. Pero, ¿podría la elección de ropa evitar que se cumplan con todas las responsabilidades y tareas pendientes? Lo que muchos podrían considerar insignificante puede conducir a una disminución de la motivación y la productividad a medida que  se asocia inconscientemente el pijama con la hora de dormir o la hora de relajarse. Por lo tanto, al usar ropa relajada, el cerebro también podría comenzar a sentirse inactivo. Además, si se trabaja desde casa, mantener esa separación entre la vida laboral y la vida hogareña es muy importante.

Así como es ideal tener un espacio de trabajo designado, también es importante no dejar que el trabajo invada toda la vida hogareña. Ponerse y quitarse la ropa para la jornada laboral, puede ayudar a establecer un marcador psicológico entre el tiempo privado y el tiempo laboral.

Puede afectar la Autoestima

Según una investigación realizada por la Universidad de Hertfordshire en Inglaterra, la gente admitió equiparar la ropa con la actitud, diciendo específicamente que, si se está en ropa informal, se obtiene un alto grado de relajación, pero si se está usando ropa elegante para una reunión u ocasión especial, se puede alterar la forma en que se camina y hasta de sostenerse. Inconscientemente se le está enviando un mensaje a la mente y al cuerpo de que se tiene la intención de ser productivo y atender las  necesidades, lo que a su vez puede afectar la autoestima de forma directa.

Trabajo y Empatía

Otro estudio realizado, encontró que usar un atuendo más agradable podría cambiar los sentimientos  que se tienen sobre el trabajo. Por ejemplo, están las personas que se sienten más autorizadas, confiables y competentes cuando usan ropa formal de negocios, pero más amigables cuando usan ropa informal o informal de negocios.

Entonces, si se ha tenido la sensación de que se  ha estado relajado en exceso en el trabajo recientemente, es posible que se deseen cambiar los pantalones de pijama que se están usando por algo un poco más amigable para las horas de oficina que ejercemos desde casa y por vía remota.

Afectación del Sueño

La próxima vez que  se esté dando vueltas en la cama a las 2 de la madrugada, sin poder conciliar el sueño, hay que pensar en la ropa que se estaba usando el día anterior. Usar pijamas todo el día y no ceñirse a  horarios habituales de trabajo podría causar una interrupción en el reloj biológico interno y provocar problemas para dormir, junto con poca energía y mal humor.

Todos estos síntomas pueden conducir a problemas de salud mental en el futuro. Además, hay que agregar que debido a que los humanos prosperan con las rutinas, incorporar estructura en el día (incluso si eso solo significa cambiarse de ropa todas las mañanas) podría ayudar a reducir la ansiedad y ayudar a sentirse más confiado nuevamente.

 

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.

Carrito de compras

Todo el stock disponible está en el carrito

Su carrito está vació.